Bucear en las Maldivas

El archipiélago de las Maldivas es uno de los mejores lugares del mundo, donde se puede bucear. Es el paraíso de los buceadores y que además está completamente adaptado para ofrecer a estos los mejores equipos e instalaciones.

Bucear en las Maldivas es una experiencia única no sólo para buceadores experimentados sino también para principiantes. Una vez que hayas probado estas aguas será difícil encontrar otros sitios similares.

El agua es azul celeste, cálida, y la variedad de puntos de buceo son impresionantes. Podrás disfrutar de inmersiones en corriente, así como descubrir restos de naufragios, cuevas y arrecifes de excepcional belleza. Conocida por la abundancia de grandes animales acuáticos como el tiburón ballena y la manta rayas, junto con la diversidad de corales, tiburones y peces de todos los tamaños, Maldivas se distingue de otros lugares de buceo de todo el mundo.

Los sitios de inmersión en Maldivas se dividen ampliamente en: Thilas - una montaña sumergida; y Kandus - que son los canales de los atolones, y los arrecifes dentro de las lagunas.

Los Kandus y los Thilas son comúnmente afectados por fuertes corrientes, mientras que los arrecifes dentro de las lagunas son áreas protegidas.

No hay que decir que todos los buceos dependen del clima y de las condiciones del momento de la inmersión, sin embargo, estando en manos de expertos, ellos elegirán el sitio de buceo más adecuado para las condiciones y el nivel de experiencia de cada buceador.

La temporada de buceo en Maldivas dura todo el año, pero de noviembre a mayo las condiciones son casi perfectas debido a la calma del mar y a la enorme visibilidad. Si los turistas deciden alojarse en hoteles o villas junto a la costa, habitualmente las inmersiones se realizan utilizando embarcaciones de madera locales, llamados dhoni que se utilizan para llevar a buzos de la costa a los puntos de inmersión.

Los dhoni está equipado con todo lo necesario para un día de buceo - botellas, lastre, equipo de emergencia, chalecos salvavidas, primeros auxilios y oxígeno de emergencia.

Los centros de buceo más profesionales llevan a cabo una "inmersión de control" obligatoria, que es una gran oportunidad para comprobar el equipo de buceo y las habilidades de cada buceador.

Para los buzos que no han buceado por un tiempo, esto también servirá como un gran curso de actualización eligiendo un sitio de buceo tranquilo para la inmersión de control.